Para el ayuntamiento de Bullas el problema de las gestión de residuos es una prioridad.

 

El Ayuntamiento de Bullas desea transmitir a sus administrados la enorme carga económica que supone la gestión de residuos para las arcas municipales, así como los beneficios medioambientales y económicos derivados de los buenos hábitos de los ciudadanos a la hora de usar los distintos contenedores.
Como ya os contamos en anteriores ediciones, el pasado mes de diciembre se ubicaron infografías en algunos contenedores de resto, informando a los Bullenses de la cantidad de dinero que le cuesta al municipio la gestión de los residuos que no se depositan en el contenedor adecuado. Durante el mes de febrero se realizará la segunda caracterización y podremos comprobar si los habitantes de Bullas empiezan a tomar conciencia de que, la capacidad de ahorro municipal en materia de gestión residuos, esta en sus manos.
Para facilitar la labor de los ciudadanos, el Ayuntamiento casi ha duplicado el número de puntos limpios donde depositar los residuos debidamente separados. Desde principios de año, y gracias a las aportaciones de Ecoembes (organización responsable de la gestión de residuos de envases), el municipio de Bullas cuenta con 54 puntos limpios, 20 más que el año pasado. Con estas nuevas infraestructuras, el argumento de la lejanía de los contenedores de reciclaje, para no separar los residuos, deja de ser real y se convierte en una excusa para justificar la falta de responsabilidad ciudadana y ambiental.

Para completar el objetivo fomentar los buenos hábitos ambientales, el Ayuntamiento, en colaboración con la Asociación Región de Murcia Limpia, inicia el próximo 10 de febrero la campaña: “No abandones tus residuos, dales nueva vida”.

Esta campaña está dirigida la comunidad escolar. Los niños y adolescentes de Bullas entenderán los recursos económicos, sociales y productivos que suponen los residuos una vez separados y depositados en su contenedor correspondiente. Por otro lado, serán conscientes del daño medioambiental y el perjuicio económico que suponen esos mismos residuos abandonados en cualquier parte, o depositados en el contenedor equivocado.

Con estas 3 acciones, el ciudadano tendrá la información, los medios y la capacidad para elegir entre “hacer el mínimo esfuerzo de separar los residuos en casa, llevarlos al punto limpio para asegurar su aprovechamiento y disminuir el gasto económico y medioambiental que supone su no gestión”, o “despreocuparse de su papel en la cadena de reciclaje y delegar en la Administración para que solucione un problema que pone en juego el dinero y la salud ambiental de todos los habitantes de su Municipio”.

Ruleta de reciclaje